Las dudas más comunes sobre el Barefoot.

Descalzar a nuestro caballo conlleva una serie de dudas y hasta algunos propietarios pueden llegar a sentir un gran temor ya que todo el mundo a su alrededor, incluyendo los profesionales del sector, les desaconseja esta práctica, de la que cada vez se escucha más en nuestro país, dándoles muchas razones de los inconvenientes de que su caballo vaya descalzo.

España, siendo un país con una arraigada tradición ecuestre, es a la vez un país más caracterizado por el colectivismo de su población que por su individualismo; hechos que según mi opinión influyen en que la práctica de llevar los caballos descalzos tarde considerablemente más en penetrar en la península ibérica que en otros países europeos de más al norte.
Los sentimientos de aislamiento y soledad han acompañado alguna vez a todos aquellos que se animaron a “emanciparse”, sin embargo ya que esta práctica gana cada vez más adeptos, y que las redes sociales abundan con la creación de grupos de caballos descalzos, los propietarios comienzan a sentirse menos inseguros a la hora de abandonar la práctica del uso de la protección tradicional del casco; que se origina en edad media y que poco evolucionó a lo largo de los siglos, quedándose obsoleta.

No obstante, me gustaría compartir con los lectores las dudas que más frecuentemente me encuentro en mi trabajo diario y de esta manera intentar despejarlas con la mayor claridad posible para los que se sienten  indecisos en iniciar a su caballo por el camino del Barefoot.

Mi caballo tiene muy mala calidad de casco… ¿podrá ir descalzo?.

Mi caballo está estabulado… ¿lo podré llevar descalzo igualmente?.

¿Con qué frecuencia hay que arreglar lo cascos?.

¿Qué es el recorte natural (Natural Trim)?.

¿Qué es el BalanceF?.

¿Cómo debo alimentar a mi caballo?

¿Qué es el Paddock Paradise?.


Respuestas:

Mi caballo tiene muy mala calidad de casco… ¿podrá ir descalzo?.

Más razón para que vaya sin herradura pero hay que hacer las cosas correctamente y sobre todo tener paciencia.  El estuche corneo y las estructuras internas tienen que pasar por el período de transición, que consiste en la sanación y renovación de los tejidos podales que además tendría que ir acompañado por una dieta y una gestión natural, dentro de las posibilidades del caballo domesticado.  Si tu caballo tiene realmente una calidad pésima de los cascos, al terminar este periodo el aspecto de los pies de tu caballo habrá cambiado en una manera realmente sorprendente y me encanta poder comparar las fotos del día del primer recorte con la imagen de después de la transición. En 3 meses se suele apreciar ya un cambio evidente en la comodidad del animal y en el aspecto del estuche córneo. Los poderes de la naturaleza son increíbles, sin embargo  un amigo herrador holandés me comenta que en los libros de texto antiguos se hace mucha mención a la importancia de dejarles una temporada de respiro del hierro a los cascos, y que tristemente este consejo no se suele incluir en los libros más contemporáneos sobre el herraje.

Un casco que está herrado continuamente con el paso de tiempo comienza a contraerse y a atrofiarse, principalmente en la zona caudal (los talones); la parte más importante en la función del pie y está científicamente demostrado por el veterinario americano Dr. Robert Bowker (profesor de anatomía y director del laboratorio de pie equino en la universidad del estado de Michigan) que el pie herrado recibe dos veces menos riego sanguíneo que un pie descalzo. No obstante, como dije al principio hay que hacer las cosas correctamente ya que no queremos caballos sensibles e incómodos mientras pasen por el período de transición; el primer recorte tendría que ser muy conservador y el uso de botas para poder seguir trabajando como antes de quitar las herraduras es primordial salvo que trabajemos solo en pista o en otras superficies blandas. En caso de cascos muy delicados como es el caso de algunos caballos laminíticos, por ejemplo, recomendaría el uso de una bota terapéutica (que puede llevarse 24h/día como la Easy Boot RX) o el de unas botas especiales para pegar (las mismas que se emplean en las competiciones de Raid) hasta que el casco esté en mejor condición.

Mi caballo está estabulado… ¿lo podré llevar descalzo igualmente?.

Sí, aunque el entorno no sea el ideal, los pies de tu caballo al pasar por la transición estarán más sanos, al igual que la salud general de tu caballo, siempre que además se haya naturalizado la dieta. Mi recomendación es la de intentar tenerlo fuera del box el máximo tiempo posible y cuando esté estabulado entretenerlo con las redes de agujeros pequeños (3-4 cm) llenas de heno para que pueda ir picando cantidades pequeñas de forraje, cuanto más tiempo posible mejor y  además vigilar la higiene del box. El caballo siendo herbívoro estepario no está diseñado para digerir grandes cantidades de concentrado, y si además no recibe movimiento suficiente, sobrecargando su aparato digestivo con piensos sólo conseguiremos perjudicarlo metabólicamente.

¿Con qué frecuencia hay que arreglar lo cascos?.

Depende del desgaste natural de sus pies, el cual está condicionado por el entorno y las superficies que atraviesa nuestro caballo, así como del movimiento que reciba y un poco también de su edad y carácter. Habrá caballos que son más tranquilos por naturaleza y en sus instalaciones andarán menos kilómetros que sus compañeros de prado o paddock  que son más nerviosos.
Cuánto más abrasiva sea la superficie, lógicamente más se arreglará el caballo por su cuenta. Sin embargo, al descalzar al caballo no hay que exigirle inmediatamente que pise superficies excesivamente abrasivas.  Conforme vaya pasando por el período de transición podremos ir añadiendo mayor variedad de superficies en sus instalaciones: empezando con la arena, siendo una superficie cómoda, y continuando con el canto rodado, la grava, el cemento… o lo que  nos ofrezca también nuestro entorno naturalmente.
En general, las revisiones podológicas al iniciarse el caballo en el barefoot tendrán que ser periódicas y dentro de nuestras posibilidades y  las necesidades de nuestro caballo, efectuarlas cada mes, mes y medio o como máximo 2 meses. Al establecerse el patrón de desgaste natural, el podólogo nos ayudará a determinar la frecuencia de recortes adecuada para nuestro amigo equino. Los que viven en superficies blandas tendrán que ser atendidos por el podólogo más frecuentemente que los que tienen la suerte de poder disfrutar de unas instalaciones más amplias y con variedad de superficies.

El recorte periódico previene que haya un exceso de crecimiento en el estuche córneo, lo que afecta negativamente la integridad y la salud del mismo.

¿Qué es el recorte natural (Natural Trim)?.

El Recorte natural o Natural trim es un método respetuoso de despalme barefoot que se basa en el patrón de desgaste  natural de los cascos de los caballos salvajes que habitan la Gran Cuenca americana (Great Basin) y es el resultado de la investigación del legendario Jaime Jackson en los años 80. Jaime fue herrador hasta que un día fue llamado para arreglar una yegua  Mustang traída recientemente de la Gran Cuenca; este encuentro cambio su percepción del recorte y  la protección de cascos. Ya que Jaime confesó que nunca había visto unos cascos tan espectacularmente sanos y debido a esta visita realizó el estudio morfométrico podal de los caballos ferales.
El natural trim  junto con otros elementos de cuidado natural del caballo (estabulación, alimentación y monta natural) estimula el patrón natural de crecimiento desarrollando así unos cascos con la forma más natural posible, dentro de las limitaciones de la domesticación. Esto proporciona al caballo una mejor calidad de movimiento y refuerza los aires naturales del caballo.

Sin embargo, no podremos efectuar un recorte que copie perfectamente el casco del Mustang  en los primeros arreglos, cuando el casco está muy débil después de años de herraje. Hay que escuchar sobre todo al caballo, e informar a nuestro podólogo si después del arreglo el caballo se muestra sensible, para que en el próximo arreglo se ajuste el recorte a las propias necesidades del caballo.

¿Qué es el BalanceF?.

Me parece interesante la técnica de despalme llamada BalanceF que hace varios años comenzó a ganar popularidad en nuestro país. La incorporo en mi trabajo ya que en casos de cascos con desequilibrios latero-mediales proporciona buenos resultados.
El Balance F es el balance latero-medial del pie con relación a la flexibilidad longitudinal del casco y preserva 100% la naturaleza del caballo otorgando equilibrio corporal absoluto al animal. La letra “F” representa esta flexibilidad.  Esta técnica fue desarrollada por Daniel Anz, el herrador argentino de nueva generación  muy partidario del caballo descalzo  que en su nueva forma de pensar, devuelve el protagonismo al caballo.

¿Cómo debo alimentar a mi caballo?

Ya que nos basamos en el hecho de que el caballo está mejor adaptado al clima semi-árido, la dieta ideal sería la más parecida a la que pudiera encontrar en este clima. Por tanto, habría que evitar la hierba exuberante que tan abundantemente crece en el clima cantábrico húmedo, porque el caballo no es una vaca y el alto contenido de azúcares de la hierba verde lo perjudica desequilibrando su metabolismo, exponiéndolo así a una de las afectaciones más comunes hoy en día entre los equinos: la laminitis.
La alimentación ideal que podemos proporcionar a nuestros caballos es la hierba seca de buena calidad, distribuida estratégicamente en pequeños montoncitos a nivel de suelo y a lo largo del paddock paradise* o el terreno.
 Otra opción es repartir la hierba seca en varios comederos lentos o redes con pequeños agujeros (ideal para los días de mucho aire o lluvia). De esta manera el caballo va picando a lo largo del día, lo ideal sería que pudiera ir ingiriendo cantidades pequeñas a lo largo de, aproximadamente, de 16 a 18 h al día.
A parte de la hierba seca tenemos que ofrecer algún extra, como la avena en cáscara, semillas de lino y girasol, en cantidades muy reducidas, y algo de fruta y verdura (1% de la dieta diaria) y ramitas de árboles, cortezas y plantas medicinales.
El agua tendría que estar disponible las 24 h del día y si pudiera ser de origen natural, como de manantial o lluvia, mejor que mejor.
 No tendríamos que olvidar el bloque de sal y de minerales también disponible 24 h al día. Sin embargo, el complemento mineral debería ser libre de melazas.

¿Qué es el Paddock Paradise?.

Se basa en las  investigaciones de Jaime Jackson sobre los caballos salvajes. Es un modelo revolucionario para la estabulación natural y segura  de los caballos.  La meta del Paddock Paradise (marca registrada de Jaime Jackson que también se suele llamar paddock dinámico o sistema de pistas) es estimular a los caballos para que se comporten y se muevan naturalmente según sus instintos. Esta es la clave, según Jackson, de tener caballos física y mentalmente más sanos.
Este modelo único y sin precedentes es adaptable a casi todos los tamaños de terrenos, sin importar el clima y es adecuado para todas las razas equinas en cualquier uso.
Algunos beneficios de crear el Paddock Paradise para tus caballos:

  • Promover un movimiento constante, tal como se desarrolla en la naturaleza.
  • Mayor movimiento significa un manejo natural del casco más económico.
  • Protege a los caballos de los peligrosos pastos, que son la causa principal de laminitis.
  • Minimiza la necesidad de calentar antes de montar.
  • Ayuda a tratar el comportamiento neurótico ya que ofrece válvulas de escape natural.
  • Ofrece una manera efectiva de control de la dieta y del manejo de peso.

La estabulación artificial -por ejemplo confinamiento en espacio reducido, los pastos y la dieta de hierba verde- socavan nuestros esfuerzos de moldear y estimular un casco sano con forma natural. Los sistemas de estabulación artificial están contraindicados para unos cuerpos y mentes sanos.
Aunque se reconoce que los caballos son animales depredados, en nuestra ignorancia hemos creado sistemas de confinamiento que son más apropiados para animales depredadores. Por ejemplo, la vida en un box (como la vida en una cueva) favorece más a un lobo o un puma; el enemigo natural del caballo en la vida salvaje.
 Este tipo de existencia perjudica al caballo anímica y físicamente haciéndolo buen candidato a “los vicios” de la cuadra. El caballo necesita ser libre para poder moverse constantemente, si no es así su bienestar mental y físico se ve afectado negativamente.
Tampoco es un escenario ideal tener un caballo sólo, aunque al aire libre, ya que los caballos son animales gregarios y en la vida salvaje casi nunca viven solos sino en familias reducidas.
En la vida salvaje, los caballos recorren unas distancias de 15 – 20 km al día en la búsqueda de agua y alimento, sitios donde revolcarse, otras bandas con las que interactuar y otras actividades esenciales para su biología y supervivencia. Se desplazan en fila, uno detrás del otro, y en esta manera forman caminos estrechos o tracks.
Es importante que los caballos pisen superficies variadas para trabajar sus cascos efectivamente, por ejemplo: grava, piedras de río, arena. En los tracks se pueden poner obstáculos, como troncos, para que el recorrido sea más interesante y variado. 
La creación del sistema de tracks es la base del Paddock Paradise.
La plantilla más sencilla es vallar el perímetro del terreno. El track debe ser tan ancho como sea necesario para la actividad realizada – los tramos designados para desplazarse deben ser estrechos (para que pasen en fila los caballos) y las áreas predestinadas para el juego, comida, descanso y sueño deben ser más amplias–.
La comida se debe administrar a nivel del suelo, hierba seca  en montoncitos pequeños estratégicamente colocados a lo largo del track. Otra opción es tener varios comederos lentos (slow feeder) en diversos puntos del terreno.
 En los días de lluvia o viento es aconsejable utilizar redes con agujeros pequeños, en vez de montoncitos de hierba seca en el suelo, para no desaprovechar el alimento en condiciones de tiempo adversas.
En el Paddock Paradise, los caballos vivirán más de acuerdo a cómo los desarrolló la naturaleza,  beneficiándose mental y físicamente.
He compartido con vosotros las preguntas más frecuentes que me comentan hablando con nuevos propietarios interesados en iniciar a sus caballos en la filosofía del barefoot.

Llevar los caballos descalzos está indicado para aquellos propietarios que están interesados en tener a sus caballos, en general, más sanos tanto mental como físicamente, a los que entienden que se trata del cuidado integral del caballo y no tan solo de su pie, aunque esto signifique que le tengan que proporcionar unos cuidados específicos que ocupen más su tiempo libre.